fbpx
Revista del IEEM
TOP

Viajar y aprender

¿Qué tan capaces somos de aprender del mundo? Esta pregunta parece trivial en la era digital:  Internet, YouTube, videoconferencias, educación a distancia, todo parece indicar que saber qué pasa en el mundo es mucho más fácil y de inmediato acceso.

Basados en la experiencia y en la reciente visita a la exposición Cebit en la ciudad de Hannover, nos encontramos, sin embargo, con una característica que solo se puede sentir si uno viaja: la actitud. CEBIT ocurre todos los años durante cuatro días en la ciudad de Hannover, Alemania. Más de 200 000 personas participan en la feria, incluyendo 2800 empresas, 600 oradores, miles de litros de cerveza y, ciertamente, kilos de milanesas y puré de papas.

 

La primera impresión

Es conocido el “no hay segunda chance para una primera buena impresión”. Justamente así te recibía la feria: un impresionante pabellón de Huawei de 3000 metros cuadrados, incluyendo un espacio para una orquesta de cámara, con más de 100 socios de negocio en soluciones verticales completas para rubros como gobierno, salud, retail, agricultura y toda la gama de productos para data centers, conectividad, telefonía e Internet of Things. Y en cada una de las 20 o 30 “islas” de soluciones, tres o cuatro personas, asiáticas en su mayoría, listas para responder preguntas, averiguar nuestro interés y gentilmente tomarse el tiempo para demostraciones o explicaciones. Un día vimos al CIO de Pemex explicando al público por qué esa empresa había seleccionado soluciones de Huawei. Otro día, un lanzamiento de un producto. Y, en todo momento, una actitud de todo el equipo de la empresa china buscando estrechar manos y conseguir una oportunidad de negocio. Fueron a trabajar. Eso es lo que hicieron. Y le pusieron actitud.

 

Inteligencia artificial

Además de robots (como Pepper) que indicaban datos de la feria o miraban con atención a los presentadores, había un pabellón completo para inteligencia artificial y realidad virtual. Colocándose unos lentes especiales (a veces solo un teléfono de manera apaisada) se puede entrar en un mundo virtual para lo que se nos antoje. Por ejemplo, había una demostración de entrenamiento de una línea de producción en donde a través de guantes especiales podíamos entrenarnos, sin necesidad de ninguna fábrica, ningún peligro y con la posibilidad de tener un tutor que puede estar en cualquier lugar del mundo. Es decir, aprender a manejar un proceso complejo es hoy posible en un mundo virtual a muchísimo menos costo y más seguridad.

Aprender a manejar un proceso complejo es hoy posible en un mundo virtual a muchísimo menos costo y más seguridad.

Un simulador permitía “acostarse” sobre una camilla que se movía según el programa de realidad virtual. Volar, reparar un auto desde abajo, simular un accidente. En fin, mil oportunidades. Lo increíble: USD 1500 el simulador y USD 500 los guantes de realidad virtual. Dejó de ser caro y lejano. Llegó para quedarse y modificar para siempre la forma en que aprendemos, probamos, simulamos y creamos. Imaginen esto en su empresa.

 

Internet of Things

Con la llegada de la tecnología 5G, los datos móviles inalámbricos están por dar un gran salto. Las comunicaciones de datos en tiempo real ahora permiten implementar instantáneamente muchas de las nuevas aplicaciones de IoT que debutaron en CEBIT este año. 5G será la manera inalámbrica de comunicaciones 100 veces más rápido que un LTE y con 10 veces menos consumo de energía. Billones de sensores podrán interaccionar con energía por un largo tiempo y convertirse en generadores de datos de todo lo que queramos. Desde la temperatura, la humedad, sensores de movimiento, cámaras digitales que en vez de “mirar” saben qué “ven”, La cámara ya no envía una señal de video, sino que nos dice “adulto”, “joven”, “mujer”. Lo analógico pasa a digital. Y todo esto fácil y barato de conectar. Lámparas que se pueden controlar mediante conexión wifi. O enchufes Schuko que además de prender y apagar informan el consumo. Y todo USD 5. En el futuro, Internet of Things incluirá llantas para camiones equipadas con sensores, ofreciendo a los operadores de flotas la oportunidad de monitorear a distancia temperaturas y presiones usando una aplicación. El “Mantenimiento Predictivo” y “Ciudad Inteligente” también fueron temas prominentes durante este evento. La alemana Software AG demostró un proceso para mejorar drásticamente la eliminación de residuos y el mantenimiento de faroles defectuosos, con sensores inteligentes en contenedores de basura y conceptos de alumbrados públicos interconectados. En fin, todo lo que nos rodea podrá emitir información, a precios bajísimos para que la inteligencia artificial tome decisiones que fueron programadas por humanos. Y mucho de esto totalmente disponible hoy.

Todo lo que nos rodea podrá emitir información, a precios bajísimos para que la inteligencia artificial tome decisiones que fueron programadas por humanos.

Movilidad futura

En el pabellón 25, la atención se centró en los conceptos de movilidad inteligente. Volkswagen estaba celebrando un estreno mundial con su automóvil robot “Sedric Active”. El grupo planea implementar la visión de “movilidad de botón” dentro de unos años. Junto con la conducción autónoma, las pantallas también se centraron en temas como la computación cuántica y el uso compartido de automóviles. El German Automobile Club (ADAC) se presentó en el pabellón 11 como anfitrión para startups y empresas jóvenes en el sector de la movilidad, mientras que Deutsche Bahn presentó el tren regional del futuro, que ofrece servicios multimedia para pasajeros. Ideas innovadoras de movilidad eléctrica se mostraron en los stands e.Go e IONITY, con un bus eléctrico autónomo y un viaje de realidad virtual a la e-mobility eléctrica del futuro. Noten la comunión entre grandes empresas e innovaciones espectaculares, todo visible al público.

 

Drones y sistemas no tripulados

Junto con las pantallas que mostraban “vuelos no tripulados” y “drones para la protección de la vida silvestre”, los visitantes conversaban con expertos para obtener información y consejos. El stand de Intel exhibió el primer taxi de drones, el “Volocopter”, que ya recibió la certificación para vuelos tripulados. También se destacó el espectáculo de vuelo nocturno, con 300 drones equipados con LED que crearon un asombroso espectáculo en el cielo nocturno. La electrónica y la robótica no solo para buenas panorámicas, sino para usos cotidianos que acompañan nuestra vida.

En definitiva, un salto al futuro, siendo ese futuro hoy. Una actitud de todos los participantes de querer complementar lo que estamos haciendo. Países con sus representaciones llenando pabellones buscando el lugar de innovación y la contribución con sus creaciones. Los asiáticos completando soluciones verticales y ya lejos de ser solamente proveedores de partes.

Fascinante el mundo que estamos viviendo, en el cual, desde nuestra perspectiva, ganarán los que entienden las relaciones de valor, la empatía y la intensidad con la cual debemos encarar los proyectos.

Fascinante el mundo que estamos viviendo, en el cual, desde nuestra perspectiva, ganarán los que entienden las relaciones de valor, la empatía y la intensidad con la cual debemos encarar los proyectos. Y lo hacen de manera colaborativa, contando todo, en un mundo de innovación abierta y sabiendo que en el próximo año otras 250 000 personas serán parte de Cebit 2019 mostrando cómo lo que vimos hace unas semanas se convirtió en historia.

Autor

Publicar un comentario