fbpx
Revista del IEEM
TOP

Hacer más y mejor

Trabajar de empresario es algo que a veces sucede por decisión, aunque, en otras ocasiones, es debido a que la vida nos llevó a ello. En entornos influidos por la cultura mediterránea no suele considerarse la del empresario una vocación, algo que se percibe como una “llamada a” —lo que encierra una cierta nobleza en la opción—, sino más bien como algo que alguien debe hacer y que es llevado a cabo por aquellos que no tienen ninguna vocación. Más bien sería como que aquellos que no tienen una vocación real, como, por ejemplo, curar: médicos, enseñar: maestros, luchar por la justicia: abogados, terminan haciendo algo, la empresa, que más bien es una opción puramente materialista y con un único fin, el ganar dinero para uno y, en todo caso, los suyos más cercanos.

SUSCRIBITE AQUÍ PARA TENER ACCESO ILIMITADO

Como suscriptor de Hacer Empresa accedés a todos los contenidos del sitio y al archivo de la revista. ¿Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.